¿El paté engorda?

El paté a una pasta untable elaborada habitualmente a partir de carne picada o hígado y grasa. Existen patés de todo tipo de carnes de vacuno, aves, conejo y caza, así como de pescado y de hortalizas, según la preparación del paté, pueden variar sus propiedades y características nutricionales. El paté pertenece al grupo de los embutidos, sus características nutricionales se basan en la alta cantidad de vitamina B2, además de ser un alimento rico en vitamina B5.

El paté contiene mucha vitamina A lo cual previene enfermedades en los ojos, fortalece el sistema inmunitario y tiene propiedades anticancerosas. También por su alto contenido de vitamina A, esta carne también favorece el buen estado de la piel y de las mucosas. El comer el paté puede ayudar a superar las migrañas y es beneficioso para mantener una buena salud ocular y de la piel.

¿El paté engorda?

¿El paté de hígado engorda?

Básicamente sí, el paté de hígado contiene un alto valor calórico, que ronda los 305 Kcal por cada 100 gramos del producto, además de su elevado aporte en grasas y sal. Para reducir tanto el número de calorías como su contenido lipidígo, algunas veces podemos optar por consumir el paté en su presentación “light”. Para reducir la absorción del colesterol en el paté de hígado, es recomendable untarlo en pan integral, ya que la fibra del pan se une a las grasas del alimento y ayuda a su vez a la eliminación de parte de ellas a través de la grasa del paté.

El paté de hígado se obtiene de esta parte del cuerpo del animal rica en hierro, lo que hace que recibamos altas dosis de este mineral necesario para mantener unos niveles óptimos de hemoglobina, consiguiendo así un bienestar general en el organismo derivado de una circulación sanguínea adecuada que el aporte de hierro fomentará. En personas que practican deporte es necesario tener unos buenos niveles de hierro, pues además de hacernos sentir más vigorosos nos facilitará el transporte de oxígeno necesario cuando se está practicando deporte.

Es importante que tengamos en cuenta que este alimento no es algo de lo que tengamos que prescindir. Es cierto que algunos patés contienen altas cantidades de grasas saturadas que no son beneficiosas para el organismo, que son las que han dado al paté de hígado la mala fama que tiene. A pesar de esto es un alimento que puede resultar muy beneficioso para la salud, siempre y cuando se consuma con moderación.

El paté de hígado es muy recomendado en las dietas infantiles, ya que es un buen alimento en esta etapa de la vida, pero además es un regenerador celular que nos hace mantenernos más jóvenes y dinámicos por fuera y por dentro.

Paté

Junto a esto hay que recalcar que es un alimento que nos aporta altas dosis de minerales y vitaminas entre los que cabe destacar el ácido fólico, necesario en los embarazos, ya que evita que el feto enferme y ayuda a su óptimo desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *