¿El tabasco engorda?

Es una salsa picante utilizada en las cocinas de todo el mundo. Es elaborada a partir de una base de chile color rojo (pimiento habanero) y extremadamente picante a la que se le agrega sal y vinagre. Es ideal ya que contiene nada más 5 kilocalorías por cada cucharada sopera, es una de las salsas picantes más utilizadas en México y muchas partes del mundo.

Con respecto a los aportes nutricionales de la salsa tabasco, podemos decir que el pimiento con el que es realizado nos aporta hidratos de carbonos escasos y es una excelente fuente de carotenos entre los cuales se destaca la capsantina, que es un antioxidante muy poderoso. También posee betacrotenos, que al mezclarlos con los ingredientes de esta deliciosa salsa y prepararla, se convierte en vitamina A. Además, nos brinda minerales como el potasio y el magnesio.

¿El tabasco engorda?

Características del Tabasco

Las personas que agregaban a sus dietas alimentos picantes, experimentaban una mayor reducción de grasa corporal en el cuerpo y decían que era gracias a la comida picante. Ciertamente las especias picantes elevan el calor corporal obteniendo de las grasas la energía necesaria para realizarlo. Pero según recientes investigaciones, el mecanismo de actuación de comidas picantes sobre nuestro organismo y le manera en que nos ayuda a perder esos kilos que nos sobran es más avanzado de lo que hasta ahora se había creído.

La Universidad de Maastricht ha revelado un mecanismo que no difiere de lo que anteriormente se pensaba, pero es un carácter más complejo y eficiente aun. La causante de todos estos es la capsaicina, una sustancia contenida en los alimentos picantes que podría denominarse como la esencia de todos los picantes.

La capsaicina lleva a cabo varias funciones: estimula el receptor cerebral que controla nuestra temperatura corporal, lo que nos obliga a consumir más energía o, en su defecto, gastar las reservas del organismo que vendría siendo la grasa acumulada en los tejidos adiposos para poder efectuar este cambio de temperatura.

Además de realizar la función mencionada, ayuda a disminuir los lípidos corporales mediante un mecanismo adicional. Según investigadores, además de inhibir la proliferación de células de grasa inmaduras, estimula su muerte celular (apoptosis). Este descubrimiento puede ser la clave para prevenir la obesidad. Ya que impediría que los pre-adipocitos, que son las células grasas que todavía no han llegado a células adultas, se desarrollen hasta células grasas adultas.

También esta sustancia, según indican algunos estudios, tiene más efectos positivos que los ya mencionados, como aliviar ciertos síntomas de enfermedades autoinmunes como la artritis, psoriasis y la enfermedad intestinal inflamatoria, además de poseer propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

En conclusión, el picante “Salsa tabasco” no engorda, al revés te ayuda a acelerar tu metabolismo y a quemar grasas, lo que te permite a perder peso. Es muy fácil de conseguir, en cualquier supermercado local lo encontraras. Incorporando poco a poco la salsa picante a tus comidas, no solo estarás quemando calorías sino también agregarás un sabor inigualable a tus platos, una sazón que pocos ingredientes le aportan a los preparados de hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *