El Ruibarbo

En la naturaleza el hombre siempre ha encontrado plantas que le han servido no solo de alimento, sino también para curar enfermedades. La historia de la alimentación del hombre tiene su génesis en el hombre primitivo y en la aparición de la primera enfermedad, encontrando que el primer lugar al cual acudió fue a la naturaleza.

Por ensayo y error fue construyendo sus experiencias con las plantas, luego la información pasó de boca en boca por generaciones, hasta que el conocimiento se convirtió en ciencia. Más tarde aparecieron los médicos, los cuales siempre reconocieron la estrecha relación que había entre las plantas y el hombre.

Ruibarbo
Ruibarbo

Una de estas plantas utilizadas por el ser humano con fines medicinales fue el Ruibarbo, esta planta viene siendo utilizada en la medicina china hace miles de años, empleando las raíces y tallos para problemas estomacales, consiguiendo buenos resultados.

El origen del ruibarbo cuyo nombre científico de género y especie es Rheum rhabarbarum, es prácticamente ambiguo, se cree que es originario de Siberia y el sudeste de Rusia, sin embargo ya era conocido en China, desde hace más de 4.500 a.C donde era usado como planta medicinal.

El hombre moderno ha entendido que una buena alimentación le favorece evitatando enfermedades, garantizándole una mejor calidad de vida a todas las edades. El emplear súperalialimentos como el Ruibarbo, hace que sus propiedades sean asimiladas por el cuerpo y garanticen una buena salud.

Componentes químicos de la planta de Ruibarbo

El Ruibarbo tiene una cantidad muy grande de componentes químicos:

Vitaminas A, B (1, 2, 3, 5, 6, 9), Vitaminas C, E, K.

Minerales: Calcio, Cobre, Fosforo, Hierro, Manganeso, Magnesio, Potasio, Sodio, Selenio, Zinc y fibra.

Derivados hidroxiantracénicos (3 al 12%):

Glucósidos antraquinónicos

Glucósidos diantrónicos

Taninos gálicos y catéquicos

Flavonoides: rutósido

Glucósidos del estilbeno rapontina, rapontienina.

B sitosteroles

Pectina

Oxalato de calcio (hasta 15 %)

Enzimas: oxidasas y antraglucosidasas

Mucílagos

Trazas de aceite esencial.

Ácidos orgánicos: fenil propiónico, ferúlico, cinámico, quínico, caféico.

Resinas

Cultivo del Ruibarbo

Estas plantas se pueden cultivar en macetas o en el huerto, se sugiere hacer semilleros y luego pasar las plántulas a lugar fijo.

El Ruibarbo es una planta de frío, es necesario que esté a una temperatura de 4ºC, para poder estimular su crecimiento.

La mejor manera de cultivar esta planta es a través de raíces (no las semillas), se debe plantar el Ruibarbo en un lugar luminoso, dándole espacio para que crezca, en tierra con buen drenaje y con materia orgánica.

Propiedades del Ruibarbo

Esta planta es controversial, ya que en cantidades elevadas es nociva, pero sus verdaderas bondades se ven en dosificaciones pequeñas y moderadas.

El Ruibarbo sirve como antidiarreico (propiedad astringente) si se ingieren pequeñas cantidades del polvo (50 mg a 1g distribuido en 4 tomas diarias) de la raíz.

Si se pasa a dosis un poco más altas (moderadas de 1-2 gramos al día) se manifestaran las propiedades laxativas del Ruibarbo, aumentando la actividad del duodeno, provocando así mayor movimiento logrando purgar el cuerpo y liberándolo de toxinas. En caso de estreñimiento resulta de mucha utilidad su empleo.

Se ha estudiado casos en los cuales el tratamiento laxativo ha creado dependencia, por lo que se aconseja no excederse de los 7 días en el tratamiento.

También se utiliza el Ruibarbo para agilizar las digestiones lentas debido al poco contenido de ácido gástrico en los jugos estomacales, favoreciendo el vaciado gástrico. Para este mismo tratamiento, al utilizar el Ruibarbo se ha observado que el hígado aumenta la secreción de jugos biliares, facilitando también la digestión de los alimentos.

Se ha comprobado la efectividad del Ruibarbo contra la insuficiencia renal, demostrándose que su uso bajo supervisión médica da buenos resultados.

Sabor del Ruibarbo

El sabor del Ruibarbo es ácido, solo la parte comestible es el tallo de color rojo y verde, que es muy parecido al apio. Sus raíces y hojas no pueden ser empleadas como alimento, ya que contienen elevadas cantidades de ácido oxálico, siendo esto tóxico para el organismo.

Beneficios del consumo del Ruibarbo

El consumo de Ruibarbo garantiza que a través de la vitamina K que el cuerpo se mantenga sano evitando casos de coágulos sanguíneos y manteniendo fuertes los huesos.

El aporte de la vitamina C a través del consumo de Ruibarbo activa el metabolismo en general, participando en la formación de colágeno, huesos y dientes.

El Ruibarbo es muy bajo en calorías representando un al alimento sano. La cantidad de fibra que tiene el Ruibarbo, facilita y mantiene las evacuaciones intestinales, evitando también estados de constipación.

Preparación del Ruibarbo

Se debe recordar que la parte que se utilizará del Ruibarbo es el tallo, ya que las hojas pueden provocar cierta intoxicación por la presencia de ácido oxálico y posiblemente algunas antraquinonas.

De lo contario los tallos pueden ser utilizados para preparar infusiones (hirviendo 10 gramos de Ruibarbo y 5 gramos de bicarbonato de sodio en 200 ml de agua).

El Ruibarbo también puede utilizarse en forma de cataplasma utilizando la pulpa de los tallos.

En la cocina se pueden preparar ensaladas o postres, recordando siempre retirar la película y filamentos que presenta el tallo.

Incluir el Ruibarbo en la dieta diaria es aprovechar sus beneficios.

Contraindicaciones del consumo de Ruibarbo

El consumo de Ruibarbo no está indicado parta personas que tengan problemas intestinales como intestino irritable, colitis ulcerosa, apendicitis, tampoco se aconseja su uso en casos de estreñimiento crónico.

Si se excede la cantidad utilizada de Ruibarbo se tendrá un efecto laxante extremo con las consecuentes consecuencias de deshidratación.

Tampoco se aconseja utilizar el Ruibarbo como método adelgazante, ya que el efecto laxante hará que no se absorban los alimentos debidamente.

Las hojas del Ruibarbo no deben utilizarse como alimento ya que se unen a minerales y forman sales minerales de calcio que no se disuelven, reduciendo la absorción de calcio y magnesio.

No se recomienda el consumo de ruibarbo en mujeres embarazadas o lactantes, ya que no se tiene información científica al respecto. En teoría los alcaloides antraquinonas pueden ser potencialmente mutagénicos y genotóxicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *