La dieta de la avena

Existen diversos métodos con los cuales podemos mejorar nuestra salud, tenemos opciones que son muy seguras antes de tener que recurrir al tan temido bisturí, para ello se deben cambiar los hábitos alimenticios, de tal manera que no sea radical, sino hacerlo de la manera más correcta posible y sin que afecte nuestra salud dando origen a nuevas patologías, por ello lo primero que se debe hacer es acudir con un nutriólogo que es especialista en estos temas. Las dietas o los cambios de alimentación tienen diferentes objetivos, entre ellos podemos mencionar la pérdida de peso.

La dieta de la avena tiene muchos beneficios para nuestra salud, entre ellas nos garantiza bajar de peso de manera rápida, segura y sin el temido efecto rebote. A la vez es una dieta que nos ayuda a mejorar mucho nuestro sistema digestivo y evitar cualquier afección, así que podemos tener una mejor absorción de los nutrientes que contengan los alimentos, una mejor digestión y sin inflamación en cualquier parte del órgano. Esta dieta de la avena es muy recomendada para personas que desean perder esos kilitos de más y este cambio también tiene como objetivo reducir las calorías que consumimos normalmente.

Dieta de la avena

Beneficios de la dieta de la avena

La pérdida de peso es uno de los principales beneficios por los cuales podemos optar por esta dieta, es una excelente opción para poder llegar a perder hasta 5 kilos en una semana o menos, principalmente se genera un déficit energético y como base tenemos el salvado de avena, la cual tiene un total de 71 kilocalorías por cada 30 gramos, toda la pérdida de peso se genera debido al efecto saciante que tiene la avena. La avena se prepara con agua o leche desnatada y se va a consumir durante los días que duré la dieta de la avena.

Menú de la dieta de la avena

Primer día

  • Desayuno: prepara tres cucharadas de avena con leche desnatada y cuatro fresas.
  • Comida: una taza de agua con tres cucharadas de avena, una ensalada mixta de vegetales con una cucharada de aceite de oliva y una manzana.
  • Cena: repite un vaso de agua con 3 cucharadas de avena. Una manzana cocida al horno con canela y dos rodajas de queso fresco.

Segundo día

  • Desayuno: tres cucharadas de avena en un vaso de agua acompañado de un plátano o manzana y una taza de café.
  • Comida: tres cucharadas de avena con agua o leche desnatada, ensalada mixta y una manzana asada con una cucharada de yogur.
  • Cena: igual prepara avena en un vaso con agua y una ensalada con espárragos y queso fresco.

Tercer día

  • Desayuno: tres cucharadas de avena con leche desnatada y 6 fresas.
  • Comida: 3 cucharadas de avena con agua y una ensalada de tomate, lechuga y espárragos.
  • Cena: una manzana con dos cucharadas de queso, ensalada de espinacas y aceite de oliva, y tres cucharadas de avena con agua.

En la merienda y media mañana puedes tomar una taza de té o café y una pieza de fruta. Además, para los otros días puedes ir variando el menú de la dieta de la avena.

Si quieres saber más sobre este alimento y sus propiedades, te recomendamos visitar nuestro post sobre si la avena engorda o no, en el que entramos más en profundidad en las características de este cereal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *