¿Las almendras engordan?

La almendra o nueces son técnicamente la semilla del fruto del almendro, un árbol de tamaño mediano que tiene flores blancas y rosas fragantes. Las almendras son de color blanquecino, cubierto por una piel de color marrón fina, y encerradas en una cáscara dura. Las almendras se clasifican en dos categorías: dulce (Prunus dulcis amygdalu var) y amarga (Prunus amygdalu var amara). Las almendras dulces son las que se consumen, poseen forma ovalada, textura mantecosa y un maravilloso sabor.

Las almendras son un bocado conveniente y fácil que puede llevarse a cualquier lugar y será de gran utilidad para satisfacer los antojos. Sin embargo, las personas que hacen dieta y los que tratan de mantener su peso pueden pensar que lo mejor es evitar las almendras o nueces por completo debido al alto contenido de grasas y calorías de estos frutos secos. La realidad es que las almendras pueden proporcionar varios beneficios si se quiere mantener un peso saludable o perder peso.

¿Las almendras engordan?

Calorías de la almendra

Una onza de almendras contiene aproximadamente 180 calorías, 6 gramos de proteínas, 6 gramos de carbohidratos y 15 gramos de grasa. Los 15 gramos de grasa están formados principalmente por grasa monoinsaturada, una grasa saludable para el corazón que aumenta el HDL o colesterol bueno. Las almendras también contienen 4 gramos de fibra, significativos por sólo una porción de 1 onza. La fibra aumenta el volumen de los alimentos sin añadir calorías, lo cual es perfecto para aquellos que tratan de perder peso. Como otros alimentos, si las almendras se consumen en exceso pueden provocar aumento de peso. La porción diaria recomendada es de 1 oz.

Por cada 3.500 calorías ingeridas por encima de lo que se quema, se estima que la persona ganará una libra, entonces con la adición de sólo 500 calorías a la dieta durante todos los días de una semana sin incrementar la actividad física puede obtenerse como resultado el aumento de peso, estas 500 calorías se encuentran en aproximadamente 3 onzas de almendras, si se ingiere esta cantidad diariamente sin el debido control o sin ser parte de un plan alimenticio la persona puede llegar a ganar 1 libra en una semana.

Al consumir almendras es importante optar por las naturales, simplemente horneadas, en lugar de las revestidas de sal, condimentos o capas de caramelo, azúcar o chocolate. Es importante evitar las saladas por el exceso de sodio que pueden aportar a la dieta, y los otros ingredientes azucarados aportan calorías sin brindar nutrientes esenciales. Agregar un pequeño puñado de almendras para una merienda, o espolvorear en la avena o el yogur para agregarles sabor, o bien añadirlas a una ensalada en la porción diaria recomendada puede proporcionar beneficios a la salud; los frutos secos en general son parte de una dieta equilibrada.

Las almendras son una muy buena fuente de vitamina E, manganeso, biotina, y cobre. Las almendras son una buena fuente de magnesio, molibdeno, riboflavina (vitamina B2), y fósforo. Afortunadamente, como lo mencionamos al inicio del artículo a pesar de que un cuarto de taza de almendras contiene aproximadamente 11 gramos de grasa, una parte considerable de la misma (7 gramos) es grasa monoinsaturada saludable para el corazón.

Almendras

Debe recordarse que las almendras forman parte del grupo de alimentos considerados como alérgenos, por ello aunque brindan beneficios algunas personas no pueden disfrutar de ellos, en tal caso deben revisarse las etiquetas de los alimentos y evitar el consumo para prevenir problemas de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *