¿La sal engorda?

En este tema hay muchas cosas que cubrir, pero para comenzar vamos a hablar un poco de la sal. La sal básicamente es una roca comestible, sí, técnicamente cada vez que ingieres sal es como si estuvieras comiendo una especie de roca triturada, pero no te preocupes, como ya te dije es 100 % comestible, de hecho se trata del condimento más antiguo, hemos estado usando sal como aderezo de nuestras comidas desde hace muchísimo tiempo.

La sal ha sido tan importante en la historia del hombre que en algún momento se utilizó como una especie de moneda. Hoy en día no llegamos a esos extremos pero sigue teniendo una presencia absoluta en nuestras vidas, ya que es uno de los ingredientes fundamentales de la mayoría de los platos de comida que la humanidad acostumbra, y además es usado para otro tipo de cosas.

¿La sal engorda?

Pero…

¿Deberíamos preocuparnos por la sal a la hora de comer?

La respuesta es un rotundo sí. La sal, aunque carece de calorías que pueden aumentar tu peso, lo afectan de otra manera; el incremento de peso que la sal puede producir se basa en su efecto en los fluidos corporales. Básicamente, la sal hace que tu cuerpo retenga líquidos, logrando el aumento de peso que nadie desea. Como verás, el problema de la sal es como el de cualquier otro comestible, si lo ingieres en exceso puede causar desórdenes alimenticios nocivos para tu salud. En caso de la sal, va más allá de solo retener líquidos.

La sal también puede traer una serie de problemas de otros tipos, no por nada en el mundo de hoy en día se notan más problemas cardiovasculares y es que la ingesta excesiva de la sal atrae este tipo de problemas, además hace que el riñón se sobre esfuerce de una manera que no debería.

Después de haber dicho todo esto hay que aclarar unas cuantas cosas, que la ingesta de sal traiga estas repercusiones a nuestro cuerpo no quiere decir que debamos dejar de consumirla, la sal o el sodio como tal, es una parte importante del sistema que compone nuestro cuerpo. Por ello se recomienda solo disminuir la cantidad de sal, sin dejar de consumirla.

Uno de los mejores consejos que encontrarás en la red para mejorar tu consumo de sal, es disminuir o si es posible, erradicar cualquier tipo de producto industrial o comida de sitios comerciales donde no controles por ti mismo la cantidad de sal.

Sal

En el mercado de los comestibles, la comida rápida y la comida en general, es muy común encontrar cantidades excesivas de sal, pues estos sitios comerciales para llegar a un rango mayor de personas, llenan sus comidas, no solo de sal, sino de una cantidad exagerada de condimentos, que aunque cuando llegan a nuestra boca tienen un gran sabor, son totalmente nocivos para la salud. Nada más evitando totalmente este tipo de comidas evitamos casi todas las afecciones que la sal, en grandes cantidades, pueden ocasionar en nuestros cuerpos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *