¿Los pre work-out engordan?

Si eres una persona asidua a realizar actividades físicas sabrás que por más amor que sientas por esta clase de ejercicios, en algún momento puedes sufrir cierto decaimiento. Esto puede deberse a distintos factores como la motivación, por una parte o incluso tener su origen en factores de carácter orgánico como el déficit de nutrientes.

Frente a estas situaciones, existen unos compuestos denominados suplementos, los cuales se consumen de forma previa al entrenamiento. En este artículo te explicaremos más sobre ellos y los efectos en el organismo.

¿Los pre work-out engordan?

¿Qué son los pre-workout?

Los suplementos pre-workuot o pre-entrenamiento son aquellos compuestos químicos conformados por sustancias con incidencia en el estado nutricional o alimenticio del organismo. Estos se consumen antes de proceder a realizar ejercicios con el objeto de potenciar la actividad.

Esta clase compuestos, tienen incidencia directa en los mecanismos del cuerpo humano que permiten regular la producción de energía y en consecuencia mejorar el desempeño de la persona durante el desarrollo de las rutinas destinadas a mejorar la figura.

Esta clase de elementos, permiten aumentar y mejorar la circulación de la sangre, aumentar los músculos y generas mayor cantidad de energía. De modo que esto se refleja en la capacidad de tolerar rutinas de ejercicios largas y exigentes.

Pero esta clase de complementos no pueden mejorar de forma exclusiva el desempeño del organismo, por el contrario, deben encontrarse acompañados de una alimentación adecuada y balanceada, además de un descanso pertinente para que puedan observarse sus efectos.

¿Los pre work out hacen daño?

Ahora bien, estos suplementos no son para todo el mundo, sino para aquellas personas que realizan actividades físicas, pues si se trata de un entrenamiento suave, en general no es necesario emplearlas.

Estos compuestos solo se recomiendan entonces, en caso de entrenamientos que requieran una gran cantidad de esfuerzo y en consecuencia generen un desgaste importante en el organismo.

En este sentido, estos suplementos en ningún momento pueden sustituir las comidas que debemos realizar a lo largo del día. Se tratan tan solo de complementos destinados a generar más energía y vitalidad, gracias a los cuales se obtiene un mejor rendimiento deportivo.

Estos compuestos permiten aumentar la fuerza por una parte, pero también la resistencia, esto desde el punto de vista cardiovascular pues cuentan con componentes tales como la creatina y la betaina, así como también citrulina y arginina.

Todos estos compuestos tienen como finalidad última, aumentar el flujo sanguíneo y esto se refleja en poder mantener el organismo sometido a condiciones de esfuerzo durante mayor cantidad de tiempo.

Ahora bien, es importante tomar en cuenta que el consumo de esta clase de sustancias debe realizarse siempre bajo la supervisión de un especialista. Este se encargará de evaluar los posibles efectos que estos químicos puedan tener los mismos sobre el organismo.

Es por ello que, en aquellos casos en los que se presentan problemas, entre los cuales se encuentra el aumento de peso, con la utilización de estos suplementos, esto suele deberse a su consumo de forma indiscriminada sin prescripción por parte del especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *