¿La lechuga engorda?

La lechuga se conoce por su papel en las ensaladas y su suave y fresca consistencia. Es un vegetal muy cultivado que se cree proviene del continente asiático.

Como con cualquier alimento que se consume mucho, con la lechuga existe el mito acerca de que engorda. Debemos conocer sus propiedades y luego saber cómo actuará en cuestión de nuestro peso y calorías.

La lechuga engorda

Características de la lechuga

La lechuga es una hortaliza de color verde con hojas alrededor del tallo formando una verdura redonda y compacta por la dirección de sus hojas.

A decir verdad, la lechuga no contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas, aunque si están presentes. Al igual que el valor nutricional, el valor calórico no es mayor. De hecho, se le ha dado un valor medicinal comprobándose su eficacia como diurética haciéndonos orinar una mayor cantidad y eliminando líquidos de nuestro cuerpo, y controlando también en caso de flatulencias o gases en el intestino.

Existen varios tipos de lechuga entre las que mencionamos laIceberg, romana, Hoja de Robie roja, Batavia, entre otras. Lo que suele cambiar es el tono de verde, algunas teniendo mezcla entre morados y verdes más fuertes.

Los minerales como zinc, magnesio y potasio están en pequeñas cantidades al igual que las vitaminas del complejo B. La lechuga tiene un buen valor nutricional, lo contrario que podría pensarse al ver la composición sencilla y viéndola como un vegetal que solo está compuesto de muchas hojas.

El platillo por el que la lechuga es muy famosa es la ensalada, pero además de eso se puede incluir en sándwiches y otros platillos. La puedes combinar con infinidad de ingredientes.

¿Qué tanto engorda la lechuga?

Si te haces la pregunta: ¿qué puedo comer para no engordar y bajar de peso?, la respuesta es la lechuga. No estamos diciendo que por arte de magia te hará bajar de peso y que solo debes comer eso. Lo importantes es acompañarla con otros platillos o ensaladas y así poder tener cenas para no engordar.

Tiene la característica de llenar y dejar satisfecho el apetito y tiene las mínimas calorías, o podríamos decir que casi nada. Sin embargo, además de ser fácil comerla, debe de llevar una desinfección anterior. Las lechugas infectadas han sido culpables de más del 25% de los brotes infecciosos en las últimas décadas.

Lechugas

La lechuga no engorda, pero debes tener precaución con las infecciones. Es importante tratar de comerla en lugares con un amplio régimen de limpieza, y al prepararla en casa desinfectarla bien con agua, cloro y sal. A pesar de no engordar y ser beneficioso para tu peso, no es recomendable comer lechuga todos los días, quizás una o dos veces cada dos semanas si es una hortaliza que disfrutes. Lo ideal es que la compres tú mismo en algún supermercado donde vendan productos frescos.

Ahora ya sabes porque la mayoría de veces la lechuga está incluida en la mayoría de recetas para cenar y no engordar. Lo hace ideal su bajo contenido de calorías y cierta cantidad de nutrientes, anímate a probar esta simple y satisfactoria hortaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *