¿El hígado engorda?

Muchos se niegan a alimentarse con el hígado, piensan que este es altamente toxico para la salud de uno mismo, cuando en verdad todo depende de donde lo consigamos, si bien muchos de nosotros compramos carnes desde hace muchos años, así que porque no comprarla donde siempre. De esta manera será alguien de confianza, quien nos la estará surtiendo y ademas se podrá estar más seguros de que su procedencia es de calidad.

Algunas personas les dan asco la idea de comer hígado, pues en las primeras etapas de nuestras vidas nos acostumbran a comer algunas cosas y resultan ser muy asquerosas a nuestro paladar, pero luego de varios años que nuestras papilas gustativas se desarrollan más, llegamos a comerlas, de seguro estaremos juzgando con otro pensar. Es un alimento muy rico en nutriente que puede servir en una dieta, mientras la sepamos implementar.

¿El hígado engorda?

El aporte calórico que genera el consumo de 100 gramos de hígado, solo es de unos 135 calorías, es una décima parte de lo que muchas personas necesitan para su consumo diario, por lo que es altamente recomendado en dosis moderadas, debido a que el mimo contiene unos 300 gramos de colesterol, que con el tiempo puede agravar algunas enfermedades o salud de la persona.

No engorda, prácticamente es agua lo que comemos y como saberlo, pues la constitución del hígado es de 70% agua y de 30% alimento, las cantidades óptimas para un consumo balanceado que aporta una gran cantidad de proteínas a nuestro cuerpo.

Lo que engorda no es el hígado, sino como lo preparamos, por esto, es muy común ver personas culpándolo de este problema de estética, cuando en verdad es uno que empieza a aderezarlo con condimentos u otros ingredientes grasos, que terminan subiendo la cantidad de kcal (kilo calorías) del plato sin prestarle la más mínima atención.

En el hígado podemos encontrar tanto macronutrientes como micronutrientes, que son esenciales para nuestra vida. En los macronutrientes podemos ver los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas, las grasas son unas de las más saturadas, por lo cual es recomendable un bajo consumo del mismo, mientras que un 20% de la composición de este alimento de esa proteína, por lo que pertenece al mundo de alimentos proteicos.

Beneficios para nuestra salud

Si es cierto que su consumo debe ser moderado por los altos niveles de colesterol que contiene y que en mujeres embarazadas el abuso de minerales como de vitaminas podría ocasionar un problema en el feto, por lo cual se tiene que tener un extremo cuidado. Pero apartando estos problemas a un lado, se obtienen beneficios tales como:

  • Su alto contenido en hidratos de carbono y de proteínas, lo hace una excelente opción para deportistas de alto nivel, ya que a diferencia de otras carnes, esta cuenta con cantidades muy por encima necesarias para su fortaleza, claro está que este consumo debe ser moderado, pero una vez cada semana seria excelente.
  • Tiene una gran concentración de hierro y vitamina C, esencial para una absorción, es recomendable en mujeres en etapa fértil, pues estas con la pérdida constante de sangre, necesitan estar saludables.
  • El contenido de ácido fólico y vitamina B12, debe ser una de las razones por las que tanto a niños como personas mayores deben de consumirlo, estos ayudan al desarrollo del cerebro y de la involución del cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *