¿El chicle engorda?

El chicle es una goma masticable con un agradable sabor dulce que proviene de la sábila de un árbol llamado Manikara Zapota, mezclada con una serie de elastómeros, plastificantes, resinas y materiales de carga.

Por su sabor y fácil obtención su consumo es frecuente por niños, jóvenes y adultos en todos los países alrededor del mundo considerándose actualmente un hábito muy común que no se considera útil ni saludable, sin embargo, con moderación, lo es.

¿El chicle engorda?

Ventajas y desventajas del hábito de masticar chicle

Masticar chicle brinda varios beneficios que se aprovechan de manera inconsciente, es muy útil para evitar el mal aliento y para mantener la salud bucal, ya que evita la xerostomía, que es la sequedad excesiva en la cavidad oral aumentando el flujo salival. El aumento de la producción de saliva no solamente disminuye el riesgo de desarrollar caries, sino que también favorece el paso de alimentos sólidos y líquidos y reduce la acidez estomacal, La goma de mascar puede propiciar alivio durante situaciones de estrés y ansiedad por un aumento del flujo sanguíneo en el cerebro y se cree que la disminución del estrés propicia la facilidad de aprendizaje

Sin embargo, masticar chicle puede también traer consigo un significativo número de desventajas para nuestro organismo. Si se consume con mucha frecuencia, la articulación de la mandíbula es sometida a un esfuerzo extra que concluye en el desgaste de la misma y dolor, especialmente en las personas que aprietan los dientes mientras duermen, además el movimiento repetitivo de bisagra genera un desgaste innecesario de los dientes. Consumir goma de mascar durante un tiempo prolongado puede generar dolor de cabeza y estomacal, si esta se llegará a tragar podría provocar ulceras, gastritis y acidez como consecuencia de su difícil digestión.

¿Engordan los chicles?

Más allá de considerar el pequeño número de calorías que el consumo de goma de mascar podría agregar a nuestra dieta, se ha definido que el hábito de masticar chicle puede ayudar a adelgazar por varias razones. Una de ellas es el gasto de energía y calórico producido al masticar, gasto que contribuye a la pérdida de peso. Comer chicle sin contenido de azúcar en su composición, por las mañanas disminuye el hambre, lo que reduce el tamaño de la porción de comida al medio día.  Envía señales al cerebro de saciedad, suprime el apetito y la necesidad de comer alimentos dulces y altamente calóricos. Esta actividad genera una marcada aceleración del organismo, lo que agiliza la quema de calorías a través de una goma libre de azúcar y carbohidratos.

Chicles

¿Masticar chicle adelgaza la cara?

El rostro es una de las partes de nuestro cuerpo que tiende a acumular grasa con mayor facilidad, debido a la suavidad y laxitud de los músculos faciales y el envejecimiento. Por ello, realizar movimientos faciales específicos es de gran beneficio para mantener un rostro delgado y definido. Uno de los ejercicios más efectivos para acentuar la anatomía de los músculos faciales y eliminar la papada es el de masticar chicle, que aunque es una actividad que no elimina directamente la grasa, favorece una apariencia marcada y pronunciada del rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *