¿El helado engorda?

No hay duda que el helado es uno de nuestros mejores aliados cuando llega el verano o cuando nos sentimos un poco acalorados. Aun así, incluso en climas fríos o templados, el hombre sigue comiendo helado por el simple hecho de ser uno de los postres más querido y disfrutado por todos, quizá se deba a la gran variedad de sabores, quizá sea por la composición física de cada uno o quizá sea por simple capricho, el caso es que no importa cuál sea el momento, el antojo por un helado puede llegar.

Algunos curiosos se pueden estar preguntando de dónde viene el helado, y la verdad es que no hay una respuesta clara para esa duda, pero el más claro ejemplo que se tiene es del 400 A.C., en aquella época los persas solían servirles a sus Reyes platos fríos parecidos al flan o el pudin. En general esta clase de postres eran comunes en las zonas orientales de Europa y áfrica para ser servidos en verano.

¿El helado engorda?

¿El helado engorda?

Responder esta pregunta está lejos de ser sencillo, ya que el hecho de que el helado pueda o no pueda engordar depende de una gran cantidad de factores. Claro está, no estamos aquí para leer una serie de tecnicismo sobre como el helado puede o no puede engordar a una persona, este artículo está hecho para responder la pregunta y lo haremos, para ellos clasificaremos los helados en dos clases, helados de leche y helados de agua. ¿Cuál es la diferencia?, mucha más de la que crees, te lo aseguro.

El helado más conocido por todos es el de leche, para la mayoría también suele ser el más rico, pero justamente por la gran cantidad de calorías y grasas que presentan sus ingredientes, este helado es perfectamente capaz de hacer engordar a cualquier persona, pero no te desanimes, esto normalmente solo pasará si abusas de él. La verdad es que un poco de helado de vez en cuando no tienen ningún tipo de daño; de hecho, expertos aseguran que una persona sin desórdenes alimenticios puede ingerir un helado diario sin ningún tipo de miedo a engordar.

Por otro lado tenemos los helados de agua y son simplemente eso, helados hechos a base de agua. Estos sin duda alguna tienen una gran ventaja ante los ojos de aquellas personas que quieren mantener una dieta saludable, pues la ausencia de grasas en su receta y además, la presencia de mayores cantidades de agua, ayudan a este helado a ser una mejor opción para evitar engordar comiendo un delicioso postre.

Helado

Pero lo que de verdad tiene que ser apuntado aquí, es simplemente no comer helado en grandes cantidades, sobre todo grandes cantidades en un corto periodo de tiempo, ya que como todo alimento, un desequilibrio en su ingesta trae repercusiones en el ámbito alimenticio, para terminar. Lo que de verdad debes tener en cuenta es que no debes suprimir tus deseos de un buen postre, estudios revelan que hace mucho más daño no permitirte un antojo de vez en cuando que disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *