¿El té engorda?

El té ha sido utilizado a lo largo del tiempo por sus beneficios relajantes, así como por su sabor fresco y amargo a la vez. Aunque en muchas partes del mundo consideran al café como el mejor aliado para las mañanas y las largas noches de estudio, el té es otra bebida con favorables aspectos para la salud, ya que contiene antioxidantes y propiedades antinflamatorias. Ayuda en la prevención de infartos, deterioro cognitivo y el desgaste óseo por la edad.

Esta deliciosa bebida caliente reduce el estrés y ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre (lo que lo vuelve ideal para personas con diabetes). Existe una gran variedad de infusiones de brotes de plantas, cada una con sus diferentes beneficios y propiedades. Entre los más comunes se puede encontrar el té negro, que ayuda a prevenir la presión arterial alta al tomar varias tazas al día; es el más procesado. Las hojas de la planta se fermentan y se secan obteniendo un color oscuro y rojizo con un aroma fuerte, contiene altos niveles de cafeína.

¿El té engorda?

Propiedades del té

El té verde es el favorito para mucha gente, y es también el que se produce con más frecuencia a nivel internacional. A diferencia de otros, las hojas de la planta Cammelia Sinensis no son fermentadas a la hora de producirlo, lo que permite que se mantengan sus propiedades vitamínicas y medicinales. Tomando té verde a diario se puede quemar calorías y estimular naturalmente el metabolismo.

El té matcha es una variante del té verde, pero su presentación cambia. Es un polvo verde que no solo es utilizado en bebidas calientes, sino en la industria culinaria para la elaboración de platos como helados, bizcochos, galletas y otros postres japoneses. Es muy popular en Japón ya que con él se realiza la ceremonia del té. Consiste en servir tazas de té a un grupo pequeño de invitados con la mayor gracia, educación, clase y perfección posible. Esta tradición busca la convivencia en armonía para la transición de estaciones, enseñar buenos modales, llegar a ser una persona con clase y buenas costumbres. Su producción comienza antes de la cosecha; se busca ocultar las hojas de la plata del sol, de esta forma se retrasa el crecimiento y se crea un color más oscuro en la hoja;  el té gana aminoácidos que le dan un sabor más dulce.

Por su parte, el té de manzanilla es una infusión conocida por su practicidad en problemas estomacales. Ayuda a aliviar el dolor de cólicos e indigestiones, así como también sirve para limpiar heridas, brotes de acné y para calmar las irritaciones oculares.

El té de valeriana es utilizado por sus propiedades relajantes y tranquilizantes, actuando como un sedante natural. Por eso no puede ser consumido en grandes cantidades; también se utiliza para combatir el insomnio.

Té

El té, una bebida muy especial

Cada té tiene diferentes beneficios, incluso, puede ser incluido en dietas para disminuir la ansiedad. Está claro que el té no engorda, sino que más bien ayuda al cuerpo en diferentes aspectos. A parte, su elaboración es en base a agua y a las hojas de la planta, lo que no aporta grandes cantidades de kilocalorías en la dieta diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *