¿Las pipas engordan?

No son solamente un delicioso snack, también son una rica fuente de grasas buenas, vitaminas, minerales y antioxidantes; sin embargo, se tiene la creencia popular de que las pipas engordan, por lo que muchas personas en regímenes alimenticios para bajar de peso, deciden suprimirlas por completo de la dieta.

Como de todos los nutrientes, nuestro cuerpo precisa también de grasas y calorías para su funcionamiento, principalmente de aquellas que provienen de fuentes naturales. La clave se encuentra en el balance que hacemos de estos alimentos. Incluso las comidas más saludables pueden resultar contraproducentes si su consumo no se hace en las raciones que el organismo necesita.

¿Las pipas engordan?

En el caso de las pipas, al ser una buena fuente de muchos nutrientes y gracias a su capacidad saciante, podemos decir que pueden incluirse en la dieta de forma moderada, sin que causen problemas de aumento de peso. Es por ello que a continuación hablaremos de algunos de los beneficios del consumo de pipas y la cantidad de estas que podemos incluir en nuestra dieta.

Las pipas

Tantos las pipas de girasol como las pipas de calabaza, que se han convertido en ese snack que una vez empiezas no puedes dejar de comer, son una opción recomendada para cualquier dieta saludable, siempre y cuando se las consuma con moderación. Estas pequeñas semillas pueden aportar a nuestra dieta diaria una buena cantidad de beneficios, entre ellos:

Regular las hormonas femeninas

Gracias a su alto contenido de ácidos grasos del tipo gamma-linolénico, las pipas contribuyen a la producción de prostaglandinas, las cuales no solamente nos producen una sensación de relajación y ayudan a combatir el estrés, sino que también regulan los efectos que producen las hormonas femeninas cuando se está en el período menstrual. Durante la menopausia, son de gran ayuda para mantener el equilibrio hormonal y disminuir la intensidad de los achaques propios de esta etapa.

Son fuente de grasas saludables

Las pipas son ricas en grasas naturales o lo que comúnmente se conoce como “grasas buenas”. Estas grasas al entrar a nuestro organismo se convierten en colesterol bueno que ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo en el torrente sanguíneo. Por lo tanto, las grasas insaturadas contenidas en las pipas ayudan a reducir el colesterol y los triglicéridos, mejorando la salud cardiovascular.

Aportan minerales

Algunos de los minerales que se pueden encontrar en las pipas son el hierro, fósforo, magnesio y potasio. El aporte de estos nutrientes a nuestra dieta nos permite mantener el buen funcionamiento de huesos y músculos.

Vitaminas

No solamente son una rica fuente de minerales, sino que también poseen vitaminas, específicamente vitamina E y ácido fólico, que ayudan a mantener la salud de la piel, ayuda a los niños durante la etapa del crecimiento y favorece el buen crecimiento del bebé durante el embarazo.

Contienen antioxidantes

Los antioxidantes ayudan a prevenir los efectos que los radicales libres provocan en nuestro cuerpo, disminuyendo la incidencia de las enfermedades degenerativas y manteniendo también la salud del sistema cardiovascular.

Porciones de pipas recomendadas

Como ya hemos mencionado, los beneficios que podemos obtener de incluir pipas en nuestra dieta son muchos, sin embargo, hay que tener en cuenta la porción recomendada de estas para que podamos disfrutar de ellas sin engordar un solo gramo.

Considerando que las pipas se consuman en su estado natural, es decir sin añadidos de sal, es posible incluir de una a cinco raciones semanales de 25 gramos cada una, de pipas sin cáscara. En el caso de las pipas con cáscara, estas proveen una mayor cantidad de fibra, por lo que se podría consumir hasta 50 gramos por porción, con la misma frecuencia. Una porción de este tamaño, nos estaría aportando una cantidad aproximada de 142 kilocalorías.

Las pipas más recomendables para incluir a nuestra dieta son:

Pipas de calabaza

Además de los beneficios que hemos hablado anteriormente, las pipas de calabaza son una excelente opción cuando buscamos un snack saludable, debido a otras características específicas. Poseen un alto contenido de carotenoides que son un tipo de antioxidante capaz de ayudarnos a frenar el desarrollo de ciertas enfermedades.

Algunos estudios han demostrado que el consumo de pipas de calabaza es muy beneficioso para los hombres, ya que podría reducir el comportamiento anormal de las células que terminan por producir cáncer de próstata. Estas pipas también contienen Omega 3 y Zinc que son de ayuda para prevenir la inflamación de articulaciones y la osteoporosis.

Pipas de girasol

Son quizás las pipas más consumidas, debido a su alto contenido de fibra ayudan a mejorar el tránsito intestinal. Una buena cantidad de los nutrientes que adquirimos con las comidas se absorben en el intestino, por lo que la salud de este es determinante para el funcionamiento correcto de nuestro cuerpo.

Las pipas de girasol son también una de las mejores fuentes naturales de vitamina E, se ha investigado que en 100 gramos de pipas de girasol se podría obtener hasta un 76% de la vitamina E diaria que nuestro cuerpo necesita, sin embargo, una porción tan alta de pipas también estaría aumentando nuestra ingesta de calorías en unas 600 kilocalorías.

La vitamina E es un antioxidante que ayuda a proteger todos los tejidos del cuerpo del desgaste provocado por el envejecimiento. Aunque su función puede beneficiarnos a nivel general, uno de sus beneficios principales es que protege al corazón y el sistema circulatorio, fortaleciendo al cuerpo para hacerlo capaz de hacer frente a diferentes padecimientos, incluido el cáncer.

Pipas

¿Cómo consumir las pipas?

La forma más eficiente de consumir las pipas y obtener todos los nutrientes contenidos en ellas, es comiéndolas en su forma natural, preferiblemente aquellas que tengan el sello de producto orgánico.

Cuando consumimos pipas con añadidos de sal, estamos incorporando a nuestra dieta una buena cantidad de sodio, el cual puede elevar nuestra presión arterial, por lo que este snack perdería sus cualidades saludables. En el caso de las pipas que han pasado por un proceso de tostado, aunque esto mejora su sabor, durante este proceso se pierden algunos de los nutrientes que contienen estas semillas.

Así que ahora ya lo sabes, siguiendo las porciones recomendadas es posible seguir disfrutando de las pipas sin remordimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *