La piña

A pesar de que el nombre científico de la piña es Ananascomosus, también es conocida como ananá y naná. Esta fruta tropical es originaria de América del sur y hoy en día conforma parte importante de los cultivos tropicales más grandes a nivel mundial. Su sabor ácido y dulce a la vez es utilizado en diversos platos orientales, al igual que como postre.

Contiene un porcentaje de grasa nulo, un 90 % en agua, fibra, carbohidratos y proteína vegetal. La incluyen en muchas dietas por sus beneficios diuréticos para reducir la hinchazón y la retención de líquidos. La piña tiene múltiples ventajas para nuestra salud y previene un sinfín de enfermedades y el envejecimiento por su alto contenido en vitaminas A, B y C.

¿La piña engorda?

Propiedades de la piña

Nos aporta innumerables usos favorables para nuestro cuerpo; a nivel tópico se utiliza para limpiar y desinfectar heridas y ulceraciones tróficas, alivia dolores de faringe y laringe, así como también es utilizada en tratamientos contra la cistitis. La bromelina es una enzima que ayuda a asimilar los aminoácidos en la digestión y deshace las proteínas para una mejor asimilación de los alimentos.

Esta fruta no engorda, ya que aporta 55 kg calorías por cada 100 gramos. Al contrario, ayuda a quemar grasa y a botar toxinas y a obtener un vientre más plano. Debe destacarse que contiene azúcar en un porcentaje elevado, por lo que no hay que consumirla en exceso o a todas horas. Por su alto contenido liquido, nos mantiene hidratados todo el día y nos sacia.

Existen varias formas de comer piña: la más común es cortada en trozos y disfrutar de la explosión de sabor que aporta a nuestro paladar. También está el jugo de piña, los trozos de piña se licuan con agua y azúcar al gusto. Si estás intentando reducir los números en la balanza puedes prepararlo sin azúcar o edulcorante. Si deseas puedes colar la pulpa y residuos del jugo para obtener agua fresca de piña, pero la puedes tomar de igual manera sin necesidad de colarla; de este modo estarías aportando fibra a tu organismo.

La piña, una fruta especial

El agua de piña es recomendada por su efecto desinflamatorio en personas que han sido operadas. Puedes hacer un postre para el verano en esos días en los que el calor es insoportable; la piña es la aliada perfecta gracias a su frescura y dulzura. En bolsitas plásticas o en moldes para helados, colocas jugo de piña con pequeños trozos cortados, dejas que se congele durante toda la noche y así tendrás un postre frio excelente para comidas al aire libre.

Piña

Otro postre sencillo que puedes realizar es el yogurt con piña y trocitos de chocolate. Cortas en pedazos pequeños las rodajas de piña, lo incorporas al yogurt natural (este puede ser azucarado o al natural). Al momento de servir, colocas la mezcla en recipientes individuales con una cucharadita de miel y los trocitos de chocolate espolvoreados encima para decoración; un toque distinto a lo acido del yogurt y la piña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *