¿El dulce de leche engorda?

Si eres amante de los dulces, los chocolates de seguro guardan un lugar especial en tus gustos. Pero existe otro dulce que sin duda es considerado por muchos como un manjar.

Esta golosina tan apetecida no es otra que el dulce  de leche. Este no es más que un derivado lácteo.

¿El dulce de leche engorda?

¿Qué contiene el Dulce de leche?

Este dulce cuenta con una composición alta en azúcar y grasa, lo cual lo lleva a ser considerado como uno de los postres con mayor aporte calórico.

Y es que tan solo 100 gramos de este delicioso postre, pueden contener más de 300 calorías Además cuenta con un importante aporte de grasas

En cuanto al azúcar este es uno de sus puntos más en contra pues por 100 gramos, la cantidad de azúcar es de casi 50 gramos.

Pero también, este dulce aporta minerales. Aunque te parezca extraño, al ser una golosina también cuenta con componentes que le permiten ser nutritivo.

De este modo, encontramos en su composición, calcio en aproximadamente 200 mg por 100 gramos pero también se encuentran potasio, magnesio y sodio.

Todos estos componentes devienen principalmente de la materia prima para la elaboración del dulce, la cual no es otra que la leche

Si te encuentras a dieta o bajo un régimen alimenticio para adelgazar, sabrás que las calorías son un asunto importante a tomar en cuenta y por supuesto, los dulces no son precisamente la mejor alternativa para mantener la dieta.

Y es que grandes cantidades de azúcar o grasa son factores que inciden en el aumento de peso y así perderás todo el esfuerzo que tanto te ha costado obtener.

Pero todo esto no significa que si quieres cuidar tu figura debes renunciar al consumo de tan delicioso dulce, pero si debes tomar medidas para evitar que si ingesta se convierta en un enemigo de tu régimen saludable.

En este sentido, puedes consumir este dulce como parte de las llamadas comidas trampa, que son una especie de premio por el esfuerzo realizado durante varios días consumiendo Alimentos saludables.

Otro punto importante es mantener el consumo de esta clase de dulce en horario matutino. Esto se debe a que el organismo procesa mejor la insulina en las primeras horas de la mañana.

Además la ingesta de dulces en las mañanas es excelente para elevar los niveles de energía y así la misma no se almacena como grasa.

¿Alternativa light?

Otro punto importante en este sentido es que si cuidas tu figura no puedes dejarte engañar por ofertas que prometen ser light. El que el dulce sea light, no significa que no tenga aporte calórico.

De hecho, esta clase de dulce mantiene el mismo número de calorías  que el presentado en la versión completa y además suele contener mayor cantidad de azúcar.

El único aspecto que se reduce en este caso, es el de las grasas, pues las presentaciones light poseen menos contenido de estas por porción.

En virtud de esto, si deseas cuidar tu figura la opción light también debe consumirse de forma moderada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *