¿Las castañas engordan?

Con los cambios de estación o de emporada, también llegan ciertos alimentos que solo podemos consumir durante esas épocas. Entre esas se encuentran las Castañas

Las Castañas son frutos secos que cuentan con una baja cantidad de calorías en relación a su rico contenido en fibra, vitaminas y minerales. De este modo, estos frutos son una excelente fuente de calcio, magnesio, fosforo y potasio pero además aportan vitaminas E, C y B, así como una gran cantidad de antioxidantes.

¿Las castañas engordan?

Todos estos elementos son beneficiosos para el organismo y resultan útiles para el mantenimiento de un estado de salud adecuado. Pero, si cuidas tu figura, de seguro prestas especial atención a lo que consumes. En este sentido, es probable que te preocupes por la capacidad que puedan tener estos frutos para engordar.

¿Engordarás por comer Castañas?

Cuando llega al otoño, si eres amante de estos frutos secos, es probable que los mismos se conviertan en protagonistas de tus comidas o meriendas.

Pero, no son pocas las personas que se abstienen o se limitan de comerlas por pensar que estos frutos engordan y aquí te revelaremos si esto es cierto o solo un mito.

Para determinar esto es necesario tomar en cuenta la composición de estos frutos. En primer lugar, debemos mencionar que los mismos cuentan con una importante cantidad de agua en su formación.

De este modo, estos frutos son una fuente importante de hidratación y cuentan con poca cantidad de calorías, en comparación con otros de su tipo.

Por otra parte, la cantidad de las grasas que tienen estos frutos, es muy poca, pues en 100 gr, podrás encontrar tan solo 3 gr de esta, cuando en otros frutos esta cantidad supera por mucho el aporte.

Hasta ahora, todo es favorable al consumo de estos frutos, pero además los mismos cuentan con un importante aporte de carbohidratos de tipo complejo, los cuales son fundamentales para la digestión.

Esta clase de carbohidratos además es útil para la regulación de los niveles de colesterol y glucosa en el cuerpo humano.

Aunado a esto, el hecho de contar con una composición importante de carbohidratos complejos le atribuye a estos frutos un poder saciante que sin duda contribuye a mantener la dieta.

Con el consumo de estos frutos, es posible mantener el hambre bajo control a la vez que consumes una excelente fuente de vitaminas y minerales, con propiedades nutricionales.

Igualmente, consumir estos frutos puede ayudar a proteger el cuerpo humano de los efectos de los radicales libres, ayudando a retrasar la aparición de las huellas del envejecimiento.

El hecho de contar con antioxidantes también permite mantener una regulación óptima del metabolismo, haciendo que este mantenga en actividad constante y en consecuencia quemes mayor cantidad de calorías.

De este modo podemos concluir que estos frutos secos no engordan y son una excelente herramienta para mantener un buen estado de salud, pues permiten obtener gran cantidad de nutrientes esenciales para el correcto desarrollo del organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *